Una inversión rápida de amortizar

¿Es el césped artificial barato o por el contrario es una inversión que sale más cara de lo que parece? Hay quien parece echarse atrás cuando se le da el precio de la instalación de la hierba sintética en su jardín, pero tal vez no está valorando que se trata de una inversión para unos quince años si se mantiene correctamente. Y que, tal vez, en uno o dos años esté amortizada dicha inversión con el dinero que se va a ahorrar. Pero, sobre todo, con las satisfacciones que se van a obtener.

¿En que vas a ahorrar exactamente?

No vas a necesitar cortar la hierba. Esto implica que vas a ahorrar en la segador o en el sueldo de la persona que venga a realizar la tarea. Esto es especialmente importante si no vives en la casa todo el año ya que a nadie le apetece llegar un fin de semana y encontrarse la hierba alta debiendo dedicar varias horas a cortarla.

No vas a necesitar reponer hierba. Te vas ahorrar el tener que plantar césped nuevo cada vez que haya una calva o si las heladas se cargan por completo el campo. Tampoco tendrás que utilizar tratamientos para que los parásitos no ataquen tu hierba.

No vas a necesitar tanta agua. La cantidad de agua que necesita un césped artificial es mínima así que te vas a ahorrar no solo lo que cuesta el agua, también te vas a ahorrar los sistemas de riego que suelen instalarse para asegurarse que cada día se le da a la hierba el agua que necesita.

El mantenimiento básico

El mantenimiento básico del césped artificial es tan sencillo como realizar una correcta limpieza y observar de vez en cuando que todo esté correcto. La limpieza tiene dos fases, la primera consiste en recoger todo lo que se haya podido tirar en el campo, lo que haya caído de los árboles o lo que haya depositado el viento. Para esto se puede usar un rastrillo especialmente pensado para el césped artificial.

Una vez limpio, solo quedará regarlo para quitar el polvo o los restos de suciedad que puedan quedar. Será un regado corto, consumiendo muy poca agua y que dejará el campo listo para disfrutarlo. Si se aprovecha y se riega el campo en las horas de más calor estará más fresco y más agradable para todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *