Tallas pequeñas o grandes ¿De dónde vienen?

El estar bien vestido es tan antiguo como el mundo. Pero las tallas como las conocemos es algo que surgió en el siglo pasado, cuando se pudo confeccionar ropa teniendo unas medidas estándares en todo el mundo. Gracias a esto podemos comprar camisetas para hombres de talla grande, así como para los de talla más pequeña.

Cuando se quiere adquirir una prenda, lo primero que se piensa es a qué tienda ir, cuánto será el valor, si tienen descuentos y si conseguiremos la talla ideal. Mucha de esta búsqueda podemos hacerla vía online; pero dependiendo del país donde esté la tienda online, hay que revisar las tablas de tallas en comparación con la americana, que es la referencia común.

De esto va a depender que no te lleves una decepción al recibir unas piezas que no fueron las que pediste. Para que tengas una idea de cómo cambian las descripciones, ten en cuenta lo siguiente:

España

45

44

42

40

38

36

34

EE.UU

12

10

8

6

4

2

0

Talla

XXL

XL

L

M

S

XS

XXS

Como se puede ver, es importante fijarse bien en las tallas; sonreirás con tener una ropa de tu gusto y que te queda bien.

La ropa de talla ¿De dónde surgió la idea?

Hacia la mitad del siglo pasado se dio comienzo al crecimiento de la industria de la confección. De ahí surgió la necesidad de establecer el sistema de tallas, para poder producir a gran escala la ropa y que las personas pudieran obtenerlas sin grandes problemas. Gracias a esto, las tiendas o boutiques aparecieron por las ciudades principales del mundo.

Es de recordar que antes de este crecimiento industrial, la elaboración de prendas de vestir dependía casi en un 100% de los maestros modistas o sastres de la comunidad. Por lo general, se vestían con la ropa hecha a la medida. Es cierto que esto le confería gran elegancia a cada cliente, porque lo que llevaba era un diseño exclusivo para él o ella.

Muchos estudiosos del tema de la confección hacen referencia a la industria militar americana, ya que tuvo que ver con en el establecimiento de las tallas, como medidas para la fabricación industrial de sus uniformes para el personal militar. Luego compartieron este sistema con la industria.

La nueva moda, como se le conoció, nació para quedarse. Ahora con esta estandarización se podia producir vestuarios de forma más rápida y económica. Creció la competencia y se diversificó hasta lo que conocemos hoy en día. En un principio se pensó en la población adulta como punto de partida para el uso de las tallas, pero luego se pasó a elaborar piezas para los jóvenes y niños.

¿Cuáles son las tallas por nombre?

Si bien es cierto que las primeras compras la realizaban los padres, con el tiempo se logra la independencia, y cada quien va haciéndose cargo de cuál es la talla que mejor le va. Para que sepas cuáles son las principales que se usan en la industria, te dejamos los siguientes ejemplos:

  • Talla XS: extra pequeña, para las personas con cuerpo muy delgados, desde los 10 a 14 años.

  • Talla S: o talla pequeña.

  • Talla M: es la talla mediana.

  • Talla L: es conocida como la talla grande.

  • Talla XL: la extra grande.

  • Talla XXL: especial para cuerpos muy grandes; se les conoce como extra extra grande; luego de este rango se le pueden asignar números para clasificarlos.

En algunos países pudiera haber una variación en la clasificación, pero básicamente es lo que se usa comúnmente, para la comodidad de los usuarios. El conocer esta parte de la historia de las tallas hace recordar que usar la adecuada es la que te hará vestir con comodidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *