Premisas básicas del minimalismo

Una de las tendencias en decoración de interiores con mayor número de adeptos en los últimos años es el minimalismo. Este estilo se caracteriza por el uso de colores monocromáticos y la amplitud del espacio. Esta decoración es ideal para las personas que prefieren ambientes ordenados y sobrios.

En los espacios minimalistas se emplean las paredes blancas ya que son las que mejor captan la luz. No obstante, es muy común que haya diseñadores de interiores que opten por el dúo blanco-negro. Para dar más sobriedad, se emplean materiales como el acero, el aluminio, el vidrio o la piedra y sólo en circunstancias muy concretas se puede recurrir a la madera.

Los interiores minimalistas se caracterizan por mantener los espacios libres, pulcros y ordenados. Por este motivo, muchos decoradores recomiendan colocar únicamente los muebles estrictamente necesarios, prescindiendo de elementos meramente decorativos. Los estampados y los tejidos demasiado coloridos tampoco tienen cabida.

Sin embargo, a una decoración minimalista se pueden incorporar elementos de estilo vintage, sobre todo si tienen valor artístico y cultural y no recargan mucho la estancia.

Lograr interiores vanguardistas mediante decoración minimalista no es complicado y tampoco tiene por qué ser caro. Eligiendo el mobiliario y los complementos adecuados se puede decorar un hogar de estilo minimalista con éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *