¿Por qué debes utilizar mantas multiusos para tus sofás?

¿Tienes sobre tu sofá una manta multiusos? ¿Al menos la tienes a mano, como por ejemplo en un baúl en la sala de estar? Si has respondido que no a ambas preguntas, eres un caso excepcional.

Rara es la casa en la que no se vean mantas multiusos para sofás y que además sean de uno o de otro tipo. Pero, ¿por qué tienen tanto éxito? Las razones son bastante variadas y nos hemos propuesto convencerte de por qué debes usar mantas multiusos para sofás. Y estos son los argumentos más fuertes que manejamos.

    1. Porque te garantizan calor en invierno

¡Qué agradable es llegar a casa en invierno y dejar atrás el frío! Sentarse en el sofá con un tazón de chocolate caliente o con una taza de café, y taparse con la manta para ver las noticias o para charlar con la familia y contarse cómo ha ido el día, es todo un placer.

El tamaño de estas mantas es variable, por lo que puede ser perfecto para taparse una persona sola, hacerlo en pareja o cubrir las tres o cuatro plazas que tenga el sofá a un tiempo. ¿Seréis de mantas individuales o de cubriros todos bajo la misma?

    1. Porque son decorativas

Las mantas multiusos están disponibles en todo tipo de estampados y de colores, por lo que pueden escogerse a juego con el sofá, en contraste con sus colores o combinando con las cortinas. No importa cómo hayas planeado la decoración de tu sala de estar, la manta siempre podrá encajar muy bien y ayudarte a conseguir el resultado esperado.

Puedes colocarla por la parte superior del respaldo del sofá, tapándolo parcialmente o incluso como si fuera una funda improvisada. De cualquier manera puede quedar bien, en función de cómo quieras que se vea tu sala de estar.

    1. Porque son ideales para tu mascota

A todos nos encanta pasar tiempo con nuestra mascota, tal vez incluso viendo nuestro programa favorito de la tele juntos. Pero lo que no nos gusta es que el sofá acabe lleno de pelos, con olores raros o arañado. Por eso, las mantas multiuso son también la solución perfecta cuando hay animales en casa.

Solo tienes que educar a tu perro o gato para que usen la manta y se tumben sobre ella cuando suban al sofá. Podréis compartir el espacio y no habrá problemas de manchas o de olores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *