El café, mejor con cafetera italiana

El café, ese gran placer nada más levantarte o después de comer… sólo, con leche, con hielo o con mil combinaciones más.

Cafe-cafetera-italiana-1

La cafetera italiana nos permite realizar un café clásico de sabor más suave o más fuerte y nos brinda el maravilloso olor a expresso recién hecho. Además, el uso de estas cafeteras es una tarea muy fácil sólo necesitas la cafetera, agua y café molido y una vitrocerámica, una cocina de fogones o una de inducción y, a cambio, obtendrás ese olor a café recién hecho que te harán pensar que estas en la mismísima Italia.

Lo bueno de estas cafeteras es que, generalmente, están fabricadas en acero inoxidable por lo que es muy difícil que se rompan y que hagan reacciones con alguna cosa. Asimismo, se pueden lavar perfectamente en el lavavajillas por tanto el uso de este tipo de cafeteras no nos dará mucho trabajo, además, son muy económicas y porque no decirlo, están de moda.

A pesar de que su uso es muy fácil y básico debemos realizar un mantenimiento de la misma adecuado para que nuestro café siempre sepa genial. A continuación, os damos unos consejos para realizar el mantenimiento de las cafeteras italianas:

  1. La junta de goma

Todas las cafeteras italianas llevan una junta de goma que sujeta el filtro de la misma. Al estar expuesta a altas temperaturas y a la ebullición del café se desgastan con el tiempo. Es importante que cada vez que usemos la cafetera limpiemos esta goma para que nuestro café no coja ningún sabor extraño. Además, es necesario cambiarla cuando veamos que se pone de un color amarillento o marrón.

  1. Embudo

El embudo es el accesorio en el que colocamos el café. Al ser uno de los accesorios que más contacto tiene con el producto es mejor lavarlo siempre bien, utilizando siempre productos de limpieza suaves no agresivos. Es importante mantener limpio este componente puesto que, si se obstruye el café puede no subir.

  1. Filtro

Es una de las partes más importantes de la cafetera puesto que es el que deja pasar el agua pero no el café molido evitándonos así el terrible “poso”. Al igual que con el embudo debemos limpiarlo bien intentando que sus poros no se obstruyan para que consigamos el café perfecto.

  1. Limpieza general

Es bueno que, tras usar la cafetera, realicemos una limpieza de todos los componentes de la misma. Para ello tendremos que desmontar todos sus componentes y limpiarlos uno por uno, a mano o en el lavavajillas. Si lo realizamos a mano es importante utilizar un detergente y un paño suave para evitar crear algún imperfecto o estropear algún componente.

Debemos tener en cuenta que, a pesar, de realizar un buen mantenimiento de la cafetera y sus componentes, con el tiempo, pueden llegar a deteriorarse. En estos casos debemos de reemplazarlos.

Podemos adquirir todos estos recambios en la web y a unos precios realmente fantásticos. Os recomiendo adquirirlos en la tienda on-line Recambio de Electrodomésticos. Aquí podéis encontrar los recambios necesarios para mantener vuestra cafetera como el primer día.

Sara Vigil Iglesias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *