Descubre las grandes ventajas de la iluminacion led

Ahorrar en nuestra factura mensual de la luz y contribuir a gastar menos recursos energéticos es algo que está a nuestro alcance, gracias a la existencia de la tecnología LED de iluminación, un sistema que es hasta un 80% más eficiente que las tradicionales bombillas incandescentes. En la tienda online de viveled podemos encontrar una buena muestra de lo que estamos comentando, con luces de muy variados tipos.

Los beneficios que se desprenden de la utilización de este tipo de tecnología de iluminación son bastante variados, y no se limitan solo al ahorro económico. De hecho, una bombilla LED dura mucho más que una incandescente, pudiendo llegar hasta 15 años de uso, con una media de 8 horas diarias. Por otro lado, resiste mucho mejor las vibraciones y los cambios de temperatura, comparando con una luz incandescente convencional.

Así mismo una bombilla LED ofrece una mejor respuesta a la hora de reflejar los colores que queremos exactamente, ya sean tonalidades frías o tonalidades cálidas. Este tipo de bombillas permite reproducir todo tipo de ambientes para crear las atmósferas que queramos

La historia de la iluminación LED, aunque pueda parecer una cuestión moderna, lo cierto es que tiene ya varias décadas de andadura. Fue a principios de los 60 cuando en Estados Unidos surgió el primer LED de color rojo, que durante décadas fue ampliamente utilizado para los indicadores luminosos de encendido y apagado de los aparatos electrónicos.

Si tú también quieres saber cómo instalar una luz LED en tu hogar, solo tienes que procurar que el voltaje y el anclaje sean coincidentes con los de la bombilla incandescente que quieres sustituir.

Pide ya la bombilla que necesites a través de Viveled y recibe tu compra en tu domicilio. Conseguirás un ahorro en tu factura de luz de hasta un 80%, con la seguridad de saber además de que se trata de luces que no son tóxicas ni nocivas para el medio ambiente.

Otra de las ventajas que tienen estas luces, y que pocos saben, es que no atraen a los mosquitos e insectos, como sí ocurre con las incandescentes. Disfruta ahora de hasta 50.000 horas de luz extra, y además con un encendido instantáneo, siendo por tanto más idóneas en ese sentido que las luces halógenas.

Además, a diferencia de las bombillas normales, los dispositivos de luz LED no pierden intensidad lumínica a lo largo de su vida. Por otro lado, funcionan a baja tensión, lo que permite que se reduzcan en buena medida los riesgos de electrocución a la hora de manipular las bombillas.

Las aplicaciones de los LED son incontables: ferias, gimnasios, hogares, establecimientos de hostelería, hospitales, grandes superficies, edificios públicos, comercios a pie de calle, concesionarios, iluminación pública, museos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *