Como mantener el calor de casa en invierno

Cuando fuera de casa el frío es más intenso es cuando más buscamos un ambiente acogedor en el hogar. ¿Quién no ha soñado con estar en casa, en buena compañía, la manta por encima y una buena película? ¿Y si le sumamos una casa a temperatura ideal y al mejor precio posible?

No obstante, para ello es necesario contar conocer a fondo qué puntos de tu hogar están impidiendo que la energía se distribuya de manera eficiente y que sea necesaria más potencia de la que se debería. Por eso es importante llevar a cabo un análisis exhaustivo de la vivienda. Tranquil@, no te llevará mucho tiempo ni tampoco un excesivo desembolso de dinero y lo que gastes puedes estar seguro de que acabarás amortizándolo en tu factura de la luz.

Aísla tu hogar

Es vital que compruebes que tanto tus puertas como tus ventanas están adecuadamente selladas para evitar que el calor se escape y que tu sistema de calefacción deba forzar más de la cuenta para caldear tu hogar. Es interesante que identifiques posibles escapes de calor y tomes las medidas necesarias para sellarlos. Para identificarlos puedes hacerlo tú mismo (buscando errores en el aislante de las salidas de tu casa) o llamar a una empresa de ahorro energético (muchas hacen estudios gratuitos para valorar el estado de tu vivienda)

Revisión del sistema de calefacción

Cada otoño, antes de que el invierno traiga el frío más fuerte, es recomendable hacer una revisión de nuestro sistema de calefacción, de modo que podamos preveer y anticipar posibles fallos que pueden hacer que pasemos alguna mala noche dentro de casa. Aunque lo ideal es que esta revisión la dejes en manos de profesionales, pueden hacerse pruebas bastante sencillas que encontrarás en internet para al menos comprobar sus funciones más importantes. Por supuesto, si utilizas sistemas de aire acondicionado una limpieza o recambio de los filtros es imprescindible año a año ya que la acumulación de partículas de polvo en ellos puede provocar que se obstruya y que acabe por romperse.

Instala un termostato inteligente

Una vez que esté todo en orden, el responsable de tu ahorro, que maximizará la eficiencia de tu hogar y hará de él un espacio inteligente, es un termostato inteligente. Este producto se encargará de todo por ti y tú solo tendrás que conectarlo a tu Smartphone. Imagínate que acabas de salir del trabajo y, cuando llegues, quieres tener la casa a una temperatura agradable, pues solo tienes que avisarle desde el teléfono y él activará la calefacción para que la encuentres perfecta cuando llegues. Sabe cuándo debe apagarse el sistema de calefacción y cuánto tarda en calentar, lo que hará que no gastes ni un euro de más en tu factura.

Ahora que ya sabes todos estos consejos, aplícalos y que el frío no te vuelva a pillar por sorpresa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *