¿Cómo elegir una buena plancha de pelo para tener en tu hogar?

Aplicar calor al cabello para alisarlo no es nuevo. Ya en el siglo XIX los franceses lo hacían con un peine que se calentaba y en los años 60 se utilizaba la plancha para la ropa y el cabello. Actualmente tenemos muchos modelos profesionales, marcas como GHD o las planchas Babyliss han hecho que plancharnos el pelo sea sencillo. Peor, por lo tanto, la historia de las planchas no podría ser más sorprendente. Ni siquiera su evolución. A su comodidad y ligereza se añade la última generación de la más alta tecnología. Pero ante tanta variedad, se hace cada vez más difícil saber cuál es el que mejor se adapta a nuestro cabello y a nuestras necesidades. ¡Hasta el día de hoy! Porque en nuestro blog te traemos esta guía para que elegir tu plancha ya no sea un dolor de cabeza. Además de ser profesionales, estos son los parámetros a tener en cuenta:

MATERIALES Y TECNOLOGÍA

Cerámica, iones, nanotitanio…. Puede que los haya escuchado con referencia a planchas profesionales, pero ¿sabe realmente para qué sirven? La plancha es la pieza que estará en contacto directo con nuestro cabello. Por eso es esencial prestar atención al material del que está hecho, si queremos garantizar un buen resultado. Por esta razón, la cerámica es la materia prima: ofrece una temperatura estable, tiene una gran durabilidad y hace que el cabello se deslice bien, reduciendo la fricción y la electricidad en gran medida estática. Pero las planchas más innovadoras también incorporan otra tecnología que puede reducir el frizz en su totalidad y también desinfectar el cabello.

Tecnología de iones: tiene como objetivo generar una corriente de iones negativos que descompone las gotas de agua en pequeñas partículas, ofreciendo una baja resistencia al enderezamiento. Así, el cabello es suave, brillante y naturalmente hidratado. Además, la ionización negativa elimina el efecto electrostático (iones de carga positiva) y el estrés que sufre el cabello, reduciendo el tiempo de secado.

Sistema de infrarrojos: El sistema de infrarrojos tiene muchas ventajas, ya que este tipo de calor calienta el cabello de adentro hacia afuera, causando mucho menos daño a la superficie del cabello y asegurando resultados duraderos en menos tiempo. La resistencia del PTFC produce el máximo calor infrarrojo que hace que la plancha se caliente en un tiempo récord. El Sistema de Recuperación Instantánea de Calor (ICHS) ayuda a sellar la cutícula para crear estilos duraderos.

Turmalina: La turmalina es un cristal mineral clasificado como una piedra semipreciosa que permite que las planchas se alisen más rápido evitando el daño por calor.

Nanotecnología: Nano Titanio (Nano Ti) ayuda a generar iones negativos beneficiosos para el cabello. El Óxido de Nano Titanio limpia los restos de productos químicos, toxinas y contaminación que se adhieren a la superficie del cabello, obteniendo así un efecto purificante. Y Nano Silver (Nano Ag) que proporciona protección antibacteriana con un efecto desinfectante que también elimina los olores del cabello.

Ahora que sabes cada tipo de tecnología y materiales te será más fácil elegir un tipo de plancha para el pelo u otra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *