Cómo elegir la cuna adecuada para tu bebé

Cuando hay un embarazo de por medio, es cuestión de tiempo que surjan las dudas acerca de dónde va a dormir el bebé durante, aproximadamente, sus dos primeros años de vida. Esta decisión, evidentemente, es importante, como prácticamente cualquier otra que tomemos relacionada con nuestro bebé. Existen cunas independientes, pero también colechos, por eso es necesario evaluar siempre los pros y los contras de elegir un tipo u otro.

cuna bebes

En este caso, y a pesar de que una cuna de colecho nos parece un artículo excelente para los primeros meses, vamos a centrarnos en las cunas convencionales, ya que parece más útil a largo plazo.

Lo ideal cuando compramos una cuna es que: sea de un color o diseño neutro, de modo que pueda servirnos tanto para niño como para niña; no comprarla demasiado pronto, para evitarnos tener objetos por en medio. Aunque tampoco demasiado tarde para evitar agobios de última hora.

Características de la cuna

Cuando dejamos a nuestro bebé en la cuna, lo que esperamos de ella es un nivel de seguridad muy alto, que nos permita sentirnos tranquilos y que proteja al bebé, para ello, existen algunas pautas aproximadas que permiten distinguir cómo debe ser la cama perfecta para nuestros bebés:

  • Si la cuna tiene ruedas, es imprescindible que lleve freno para poder controlarlas
  • La pintura que decore la cuna debe ser atóxica, puesto que el bebé podría tratar de chuparla.
  • El somier debe ser móvil y debe estar entre 30 y 60 cm de altura, respecto al fin de la barandilla.
  • La separación de los barrotes no debe ser demasiado grande, ni tampoco demasiado pequeña, puesto que el bebé puede agobiarse. La separación ideal estaría entre 4,5 y 6,5 cm.
  • Entre el colchón y los bordes no debe haber hueco, por lo que se necesita un colchón ajustado a la medida de nuestra cuna.

Colchón para la cuna

Hablando de colchones, la superficie donde el bebé descansará es la segunda gran elección que tendremos que realizar cuando decidamos comprar la cuna.

Cuando llegue ese momento, lo primero será conocer el tamaño de la cuna, así como su forma, de modo que compremos el colchón que se adapte perfectamente a estos dos datos. El material tiene que ser firme y plano, pero sin ser excesivamente duro, puesto que no permitiría un descanso continuado y saludable. Los materiales más utilizados son el látex, visco y actualmente el colchón cuna fibra de coco está de moda entre los padres.

Una vez elegido el colchón, habrá que encontrar un protector para que no acumule bacterias o malos olores que degraden las propiedades del colchón.

This entry was posted in Muebles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *