Te ofrecemos la receta del mejor Cuba Libre

¿Cuántas veces has entrado en un bar pidiendo que te sirvan un Cuba Libre y te has encontrado con un camarero desganado que te ha puesto un chorro de cualquier ron que tenía a mano en un vaso repleto de hielo y con un ridículo trozo de limón reseco y te ha dado un botellín de cola para que la añadas? Seguramente más de las que quieres recordar.

El Cuba Libre es un cóctel que, como tal, es necesario mimarlo para que tenga el sabor de lo auténtico. De otro modo, se convierte en una mezcla sin gracia que no te va a portar la satisfacción que debería de darte una bebida de esta categoría.

Te vamos a explicar cómo preparar este cóctel para que de verdad lo disfrutes y para que no te vuelvan a dar gato por liebre en ningún establecimiento.

El secreto está en el ron

Para hacer el mejor Cuba Libre necesitas el mejor ron cubano. En Legendario.com descubrirás por qué el ron Legendario es tu mejor aliado para conseguir ese gusto que caracteriza a este cóctel que parece tan sencillo pero que, como todo en esta vida, tiene sus pequeños secretos.

Usar un ron u otro le dará a la bebida matices distintos. No todos los rones casan con el sabor de la cola. Es mejor usar ron blanco o un ron dorado no excesivamente añejo. Un ron de muchos años es para saborear solo, con hielo y sin ningún otro ingrediente extra porque no aporta nada al cóctel, por el contrario.

Si el Cuba Libre es el cóctel cubano más consumido con permiso del mojito, el ron cubano es el más indicado para conseguir un sabor auténtico y que te traslade a la isla caribeña al primer sorbo.

Las medidas, muy importantes

No se bebe un cóctel para emborracharse, sino para disfrutar de su sabor. Por tanto, no es mejor camarero el que te pone más alcohol en la bebida sino el que te pone las cantidades exactas para que todo sepa cómo tiene que saber.

La proporción exacta son dos medidas de cola por una medida de ron y a la mezcla hay que añadirle un chorro de jugo de lima o de limón en su defecto. No se trata solo de poner una rodaja, sino de exprimir un generoso chorro de su zumo en ella. Se sirve con mucho hielo en un vaso largo o en una copa ancha y, ahora sí, ya sabes todos los secretos de esta bebida.

5 razones para escoger una cocina vintage

1) Elegancia. Lo vintage tiene un toque elegante y único que pocos estilos poseen. Una cocina vintage habla del buen gusto de quién la elige. Formas clásicas, diseños de toda la vida pero calidad actual son las claves para estas cocinas.

Lo retro tiene una pátina de elegancia muy difícil de imitar por otras modas. Ese aire antiguo ofrece un toque nostálgico muy especial que, mezclado con la mejor tecnología, ofrece el equilibrio ideal entre el pasado y el futuro.

2) Atemporalidad. Lejos de las estridencias de ciertas modas actuales, las cocinas vintage seguirán gustándote sin importar el tiempo que pase desde su instalación. Su diseño clásico no cansa ni resulta excesivamente llamativo, por lo que no sentirás la necesidad de renovar la cocina.

Muchas modas actuales pecan de colores demasiado vivos o de diseños muy modernos que corren serios riesgos de quedar desfasados en muy poco tiempo, consiguiendo que justamente aquello que hacía destacar a tu cocina sea ahora lo que hace que la detestes.

3) Personalidad. Una cocina vintage es una cocina con altos niveles de personalidad. El gusto por lo retro supone un cierto conocimiento de las modas de otras épocas, especialmente de aquella que se quiera recrear.

Pero, evidentemente, siempre hay aspectos actuales de la moda que nos gustan y que se desea combinar. Esto hace que los resultados sean totalmente personales, creados específicamente para el gusto de la persona que lo ha diseñado.

4) Originalidad. Estas cocinas son altamente originales. No se trata de una moda tan popular como otras que puedes encontrar en cientos de tiendas con los mismos muebles en una y otra.

Estos diseños son más cuidados, mas únicos y distintos al resto de productos que se realizan en grandes series. Son muebles más exclusivos, que están pensados para minorías y que cuidan todavía más todos los pequeños detalles.

5) Calidad. Cuando te decidas a comprar una cocina vintage Valencia descubrirás que si algo tienen en común las cocinas de este estilo que puedes encontrar es su gran calidad. Para dar ese toque retro que la cocina necesita es habitual recurrir a materiales nobles como la madera o los mármoles, pero con tratamientos modernos y actuales.

Esto garantiza la máxima durabilidad y también la mejor presencia de los muebles de cocina que compres en Valencia y que estarán en tu casa para toda la vida.

La mejor forma de usar una sartén de hierro por primera vez

Las sartenes de hierro fundido son muy útiles y duraderas, pero si queremos mantenerlas como nuevas y crear una superficie antiadherente sobre la zona de un material que no lo es, debemos seguir los siguientes consejos.

comprar sartenes

En principio, las sartenes de hierro son sartenes pesadas que pueden alcanzar altísimas temperaturas, lo que facilitará en su momento al cocinero las tareas de dorar carnes y pescados utilizándolas como una plancha, pero que también son estupendas para freír papas o realizar cualquier tipo de frituras a alta temperatura.

Una vez que desenvolvemos el sartén y retiramos los cartones de protección, lo primero que debemos hacer es lavar intensamente para retirar algunas sustancias o materiales de protección.

Con un estropajo común, agua y una gota de jabón lavavajillas, repasamos la sartén hasta dejarla perfecta y retirar la capa de cera. Una vez terminada esta primera tarea, notarás cómo cambia el color de la sartén, especialmente en su dorso, que queda de un color más uniforme y toma algo de brillo.

En el mercado hay varios tipos de sartenes de este material, que no es acero inoxidable ni aluminio, sino hierro mineral. Esto hace que al terminar de usarlas haya también que limpiarlas y guardarlas de una manera especial ya que si simplemente las fregamos pueden oxidarse y perder la capa antiadherente que creamos al usarla.

El siguiente paso es poner un vaso de aceite en el sartén y calentarlo. Durante este proceso puedes mover e inclinar el sartén para que el aceite se pueda distribuir sobre toda la superficie. Acabado esto, retiramos el aceite y limpiamos la superficie con papel absorbente

Una vez aprendida esta lección, podrás comprar sartenes y adaptarlas desde el primer momento para obtener el mejor rendimiento de ellas, aumentar su capacidad antiadherente y protegerla naturalmente.